viernes, 8 de enero de 2010

Poética para estos días

Ante todo, feliz año 2010 para los amigos, seguidores y visitantes de este blog, deseo que este tiempo sea fecundo en realizaciones fotográficas.
La construcción iconográfica del país está en nuestras manos. No nos conformemos solamente con la belleza (ya Rimbaud en Una temporada en el infierno refería: "belleza, maldita perra") ni con las situaciones seguras de nuestro entorno, los acotencimientos que se suscitan , de variada índole por cierto, constituyen un complejo y delicado campo de experimentación creativa y de registro.
Hay oportunidad para la lírica y para la épica, sea cual fuere nuestro ámbito de acción debemos mantener una percepción aguda y autocrítica.
La fotografía también es un hecho intelectivo, pensar en lo que deseamos hacer fotográficamente hablando es fundamental, es un acto propiciatorio y una manera de coadyuvar a materializar el hecho creativo; escribir sobre aquello que aún está en ciernes, es también un modo de aproximarnos, entonces las ideas, los conceptos, las técnicas se funden en un entramado que quizá pueda concluir en un cuerpo de trabajo, claro está debemos también propiciar la emoción que le de vida a esa construcción que es una fotografía.
Y para finalizar no olvidemos la luz que es la materia sustancial , busquemos la luz que hará de nuestro trabajo objeto en el tiempo de múltiples lecturas.
jcm

4 comentarios:

José dijo...

Hola Juan Carlos… muy educativo todo esto de pensar en lo que deseamos, de llegar al acto propiciatorio, aproximarse al concepto para que pueda quizás surgir algo.

Creo que en los momentos de letargo, pesadez o como quiera llamarse a la ausencia de la musa creadora. Es conveniente contar con al menos un esquema mental o mas bien formal que nos permita volver a re-descubrir la pasión por hallar o ver lo bello y atractivo que nos invita a fotografiar lo que esta ahí, o a crear la fotografía en toda su extensión.

Si hago que “funcione para mi”, lo comentaré acá mismo.

taller libre de fotografia dijo...

Yo espero que funcione y al menos muestres el producto logrado o en su defecto el proceso en sí mismo.
Hay muchas maneras de obtener fotografías una de ellas es pensar en lo que que quieres y otra por decir algo es llevar siempre la cámara consigo ...

lenny dijo...

Hola Juan Carlos, interesantes reflexiones, sabes a veces pienso que con tanta camarita en los celulares el acto en sí de fotografiar se ha banalizado al igual que muchas cosas en la actualidad... y pareciera que lo importante es el acto en sí y no el por qué, ni el para qué lo realizamos.
Estoy de acuerdo contigo en el sentido de que ya es tiempo de detenernos y repensarnos la fotografía como un acto reconciliador con nuestro alrededor, comprendiendo la belleza oculta, la inspiración y la filosofía del ser que hay en cada cosa que nos rodea, que la cotidianidad que nos abarca no es mas que la esencia de la sencillez de la vida y que a veces no logramos mirar. Debería ser la fotografía el camino del reencuentro, en un accionar dialéctico entre el pensar y el sentir para encontrar el equilibrio perfecto de la imagen.

taller libre de fotografia dijo...

Es lamentable que la masificación banalice el medio, pero que bueno es poder tener una cámara a disposición cuando la necesitas, hoy justamente me topé con unas fotos en la memoria de un viejo teléfono que en sí mismas son nada pero me han servido mucho para la emoción y el recuerdo, con esto digo que la fotografía también puede ser un cuaderno de notas o un libro diario.