lunes, 28 de julio de 2014

Carta abierta a Rafael Delgado

Estimado amigo, te escribo esta comunicación para de algún modo neutralizar la campaña difamatoria que has comenzado en mi contra por la decisión autónoma que he tomado de dar clases en la escuela de fotografía Enfocarte.

Ya te has encargado de calificarme ante amigos comunes de traidor falto de ética (por apropiarme del contenido programático del tercer año del taller de fotografía del CCEAS), al respecto haré dos acotaciones: la primera referida a la traición, que según el diccionario de la RAE es la "falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener". Falta que jamás cometí ya que por escrito (via msn) te comuniqué que me reuniría con Arturo Maseda, no esperando tu aprobación, sino para no herir tu suceptibilidad y evitar suspicacias o interpretaciones aviesas que pudieran surgir de ese encuentro realizado en lugar público. La segunda es, que la falta de ética tampoco califica ya que el contenido de análisis e interpretación del discurso fotográfico lo diseñé a petición tuya para cubrir un vacío que ambos detectamos en la formación académica de los participantes del taller de fotografía del CCEAS y para dar lugar a mi actuación como facilitador de ese contenido, ya que entonces, por circunstancias que no cabe mencionar me encontraba cesante laboralmente. (Cuestión que agradeceré siempre pese a la exigua remuneración recibida por mis clases). Ahora bien, el diseño del contenido del taller de análisis (que a partir del 10 de Agosto de los corrientes estaré impartiendo en Enfocarte) lo hice desde mi experiencia individual con el mismo, tomado del saber público, universal, que está a disposición de todos en las fuentes cognitivas de la semiología, la sociología, la psicología, la pintura, la fotografía, las artes en general, es decir, no soy el autor de ese conocimiento solo lo compilé, lo estructuré para estudiantes de fotografía. Mal puedes decir que me apropié de él, ese contenido es del dominio público.

Creo que es suficiente por ahora. Solo queda decir que la libertad y el trabajo son derechos humanos inalienables, asi que decido libremente trabajar donde sea mejor remunerado.Decisión autónoma por la que cualquier amigo sentiría regocijo y respeto independientemente de sí. Lamento que mis acciones te afecten, mi intención no es danãrte, pero jamás podrías ayudarme en este sentido, ya que no tienes el poder ni la facultad de aumentar mi salario.

Un gran abrazo.

Juan Carlos Moratinos

martes, 13 de mayo de 2014

Una vuelta más

Hola a todos!

Estuvimos realizando en el auditorio del CCEAS (13/5/14) una disertación sobre  fotografía y dispositivos móviles. Nos quedamos cortos con el tiempo. La conversación no es para dos horas. Es quizá uno de esos diálogos que pueden extenderse ad infinitum, pero algo quedó y de ello recordaremos que lo importante verdaderamente es el resultado final, un producto emotivo intelectual como escribiera Ansel Adams respecto al hecho fotográfico.

Un conjunto de requisitos exige ese resultado final: calidad técnica, expresiva,significante y ser capaz de tocar al otro (espectador) en su aspecto sensible.

En ese sentido disfrutamos la proyección de varios trabajos realizados por los participantes de tercer año; debo confesar que me impresionó gratamente el resultado de tales realizaciones con dispositivos móviles, hechas como preámbulo al ensayo fotográfico que deben presentar para fin de curso. Observamos que la reflexión y el trabajo aunados al  lenguaje fotográfico, la creatividad y el criterio son la característica predominante que ningún producto tecnológico posee.

Hasta aqui la nota de hoy. 

martes, 20 de abril de 2010

Sólo para principiantes

Me comentan algunos compañeros que no logran una fotografía que les satisfaga, que lo intentan una, otra vez y no obtienen resultados aceptables, y esto es normal cuando uno comienza en el complejo lenguaje de la fotografía.


La recomendación que hago a estos amigos es: den un paseo por los géneros fotográficos y estudien la historia de la fotografía. Seguramente encontrarán un fotógrafo amigo cercano a su sensibilidad. Esta tarea es una potente herramienta de búsqueda y encuentro en la cual la aproximación a la estética del fotógrafo estudiado o el intento deliberado de copiarlo, será una práctica que ejecutada a conciencia puede abrir la puerta al mundo interior que es el sitio de donde dimana todo proceso creativo.



El retrato, la naturaleza muerta, el bodegón, el reportaje, la fotografía documental, el desnudo por mencionar sólo algunos géneros son posibilidades ciertas de encaminar nuestro trabajo fotográfico.


En el proceso de estudiar la historia de la fotografía no debemos omitir a los fotógrafos venezolanos, hay sobrados autores que pueden convertirse en referencia para nuestra práxis fotográfica, y no sólo los pioneros sino también los contemporáneos: Ricardo Razetti, Alfredo Boulton, Sara Maneiro, Nelson Garrido, entre otros.

Otra sugerencia no menos importante: estudiar composición fotográfica.

Aqui les dejo esto a ver que hacen. Si esta receta no funciona, insista, fotografíe, salga a la calle cámara en mano y venza todos los temores que le impiden crear una fotografía.

lunes, 8 de marzo de 2010

Pictorialistas vs Puristas (la vieja diatriba)

La semana pasada en la inauguración de Lo uno y lo diverso, confrontación de arte sobre papel, me topé con varios amigos que exponían sus trabajos fotográficos. Uno de ellos me comenta su obra: "qué te parece, sin photoshop ni nada de eso ...", a lo cual argumenté casi automáticamente: " si la propuesta es visualmente válida creo que eso no importa", "es verdad" acotó de seguidas mi amigo.
Este acontecimiento casual pasaría inadvertido si no me diera cuenta, en plena era de la fotografía digital, que la vieja controversia entre pictorialistas (aquellos que consideran la fotografía como un medio cuyo fin es el arte) y puristas ( quienes conciben la fotografía como medio y fin en sí mismo que no puede ser evaluado bajo los criterios de otro arte) aún existe.
Pero vayamos a la raíz, porque se trata de una cuestión filosófica y en muchos casos de una simple etiqueta que se coloca a determinados autores:
Qué es una fotografía?
Ante todo una fotografía es una representación, y ésta a su vez es una imagen que sustituye a la realidad, pero no es la realidad misma.
Entonces cuando intervenimos una fotografía (de la manera que fuere: manual, digital etc.,) no estamos interviniendo la realidad, ni alterándola, estamos interviniendo la representación que hemos hecho de ella valiéndonos de ciertos procedimientos para aumentar o disminuir el caráter de la fotografía, de la representación. Y ello tiene validez en tanto y en cuanto la intervención aplicada (aparte de ser hecha con pericia) sirve a los fines comunicacionales o estéticos que el autor se ha planteado.
La intervención que anula el discurso fotográfico es aquella que ha sido hecha falseando deliberadamente los referentes para manipular (a terceros, a la opinión pública en general). Es aqui, en este punto, donde la ética toma su lugar.
Hay salidas fotográficas p.e. fotografía documental, periodística, científica etc., en cuales la intervención no debe pasar a lo sumo de arreglos básicos: aumento o disminución de contraste, sobre o sub exposición de zonas de la imagen, es decir, arreglos relativos a la forma y nunca al contenido.
Vemos pues que una fotografía ( representación fotográfica) no es más o menos si es o no es intervenida, la cuestión es que la intervención practicada sobre ella no invalide éticamente el discurso fotográfico.
jcm

viernes, 8 de enero de 2010

Poética para estos días

Ante todo, feliz año 2010 para los amigos, seguidores y visitantes de este blog, deseo que este tiempo sea fecundo en realizaciones fotográficas.
La construcción iconográfica del país está en nuestras manos. No nos conformemos solamente con la belleza (ya Rimbaud en Una temporada en el infierno refería: "belleza, maldita perra") ni con las situaciones seguras de nuestro entorno, los acotencimientos que se suscitan , de variada índole por cierto, constituyen un complejo y delicado campo de experimentación creativa y de registro.
Hay oportunidad para la lírica y para la épica, sea cual fuere nuestro ámbito de acción debemos mantener una percepción aguda y autocrítica.
La fotografía también es un hecho intelectivo, pensar en lo que deseamos hacer fotográficamente hablando es fundamental, es un acto propiciatorio y una manera de coadyuvar a materializar el hecho creativo; escribir sobre aquello que aún está en ciernes, es también un modo de aproximarnos, entonces las ideas, los conceptos, las técnicas se funden en un entramado que quizá pueda concluir en un cuerpo de trabajo, claro está debemos también propiciar la emoción que le de vida a esa construcción que es una fotografía.
Y para finalizar no olvidemos la luz que es la materia sustancial , busquemos la luz que hará de nuestro trabajo objeto en el tiempo de múltiples lecturas.
jcm

viernes, 9 de octubre de 2009

La fotografía y la crítica

I

Muchos fotógrafos dedican la mayor parte de su esfuerzo personal a la función creativa, unos dejándose arrollar por la industria fotográfica quedan atrapados en el furor de la técnica, otros soñando ser artistas se cuecen en el caldo de los estereotipos. Unos y otros niegan teorizar sobre su trabajo con el argumento baladí de que una imagen vale más que mil palabras.

II

Son propias de la función teórica la exposición y justificación de intenciones (estética) asi como la valoración de resultados (crítica). Es esta última palabra la que eriza los sentidos de quienes no la entienden como producto de la reflexión y comprensión de un fenómeno cultural, sino como el golpe tenaz de quien nos adversa. Es decir, toman la crítica como ataque personal. Asi, nada argumentan, sino que se defienden con visceralidad adjetivando el resultado de una función que en su sentido amplio es una función formativa.

III

Donde no hay crítica no hay formación. En un ambiente acrítico, sólo el dogma puede sobrevivir y la fotografía no es cuestión de fe, contrariamente es un ejercicio de la reflexión, el crear una fotografía es un proceso emotivo intelectual como lo señala Adams en su libro La Cámara.

ÍV

La crítica puede ser ejercida desde diversos puntos de vista, el más elemental de ellos es el punto de vista técnico: sub/sobre exposición, enfoque/desenfoque etc., después el punto de vista expresivo, lo que el autor ha querido decir o significar con su trabajo y esto puede ser evaluado en dos instancias significativas denotación y connotación. Ambas deben ser ubicadas en el contexto (temporal, espacial, social, psicológico) en que la la obra ha sido creada.

Denotar es la relación objetiva que tiene el signo con el objeto designado, en cambio connotar es sugerir otro significado además del objetivo, es el universo de las relaciones.

V

El fotógrafo que no puede asumir la crítica ni realizarla debemos concluir que poco reflexióna, es un ser mecánico que no cuestiona tan siquiera sus propias valoraciones si es que las posee. Como consecuencia de esto su obra nada significa.
Juan Carlos Moratinos

viernes, 11 de septiembre de 2009

Resultado del taller de fotografía de Productos

Esta fotografía del cuchillo nos la propusimos por la complejidad que representaba reproducirlo tal como es, con su valores esenciales (textura, forma, color, volumen).
La cuestión principal giró en la escogencia de la iluminación correcta, la mayoría de los fotógrafos suelen usar la caja de luz (soft box) para este tipo de encargos, pero habíamos percibido en el decurso del taller que la luz que ésta produce es muy difusa y aunque la superficie del cuchillo es pulimentada en extremo no lograríamos obtener ningún reflejo especular que nos permitiera revelar al espectador los tres cortes que la hoja del cuchillo posee. Además la caja de luz es de tamaño superior al de la escena razón por la cual habría inundado la misma con una luz suave y pareja (igual en cantidad y calidad) por todos lados. El tamaño de la fuente de luz y su distancia del objeto, son los factores fundamentales que controlan el tamaño y la intensidad de las altas luces especulares. Hechas estas consideraciones decidimos usar un flash de estudio con su reflector estándar como luz principal y posterior difuminada con un pliego de papel vegetal para suavizarla ligeramente.
El set fue hecho de la siguiente manera: sobre la mesa se colocó una cartulina negra y sobre ella colocamos las piedras que fueron seleccionadas por su color y tamaño, previo lavado con agua y jabón. A posteriori tanto el cuchillo como las piedras fueron encerados para que las gotas de agua esparcidas sobre ellos no se desparramaran. La composición se realizó através del visor de la cámara haciendo con las piedras líneas que atraviesan el formato diagonalmente para dar movimiento a la misma.
Para la medición de la luz se utilizó un flahsimetro marca Sekonic modelo L358.


Información técnica:
Cámara digital: Olympus E500 8Mp
Formato de grabación: raw
Exposición: 1/125 a f22 con filtro polarizador factor 4
Iso: 100
Fuente de luz: Elinchrom 22


Diagrama de la toma


Participantes: Ariana Cortéz, Norman Rodríguez, Owi Fonseca